Parque submarino de Aguadulce

Año a año la industria del buceo crece y la cantidad de buceadores que buscan nuevos sitios de buceo aumentan exponencialmente. Los buceadores siguen avanzando en su formación recreativa y están ávidos por nuevas experiencias como buceos más profundos, o buceo en barcos hundidos.

Almería, si bien cuenta con fondos submarinos con una gran biodiversidad, carece de barcos hundidos accesibles a un gran número de buceadores ya que los dos pecios que se pueden visitar: El Arna en Cabo de Gata y la Draga, en Aguadulce, se encuentran a mucha profundidad.

De hecho la Draga es un pecio solo accesible al buceo técnico ya que se encuentra por debajo de los 40m. El Buceo recreativo en algunas partes del mundo es un mercado turístico maduro pero en España aún tiene gran potencial de crecimiento, especialmente si pudiera adaptarse a las tendencias mundiales. El buceo en arrecifes artificiales permite ampliar el mercado de buceo al poder realizar cursos especialidad a una profundidad accesible y segura para la enseñanza.

Además un barco hundido que se encuentre entre los 20/25m de profundidad también permitirá una experiencia de buceo más satisfactoria ya que el tiempo de fondo a esa profundidad es mucho mayor que a 35 o 40m. En 2017 ACEBAL desarrolló un proyecto al que llamó: Parque Submarino de Aguadulce, con el objetivo de ampliar un arrecife artificial de producción creado por la Junta de Andalucía (poco más de media hectárea cubierta por estructuras de hormigón de unos 2 x 3m), y que 4 años después reboza vida.

Este arrecife se encuentra, aproximadamente a una milla del Puerto Deportivo Aguadulce, y el objetivo es ampliarlo a través del hundimiento de uno o más barcos u otro tipo de estructuras que resulten atractivas a los buceadores y a una profundidad que permita el buceo recreativo.

De esta forma Almería podría competir con otros destinos de buceo como Murcia. Este proyecto fue avalado por el Ayuntamiento de Roquetas de Mar y se elevó a la Junta de Andalucía, junto con varias cartas de apoyo de científicos de la Universidad de Granada y del CeiMar de la Universidad de Almería. Se encuentra todavía en análisis y esperamos que pronto pueda llevarse a cabo, lo que sería un gran impulso para el buceo en Almería.